martes, 1 de enero de 2008

Estrellas y candelabros de adviento

A comienzos de noviembre los comercios empiezan a vender adornos para la celebración. Las calles y los árboles de la ciudad se decoran con guirnaldas iluminadas y en muchas plazas se levantan los arboles de Navidad y alguna que otra feria navideña. En los lugares de trabajo se comienzan planear los almuerzos navideños para el personal, llamado "JULBORD" (Mesa de Navidad). De más esta decir que las tiendas y comercios le dan a sus vidrieras y escaparates todo el color de la Navidad, ofreciendo los más "lindos" y apetitosos regalos.
Las casas también sufren las transformaciones pertinentes. Además del árbol de Navidad, las cortinas y los manteles, se decoran con estrellas y candelabros de adviento. En todas las ventanas de Suecia se colocan las estrellas luminosas que varían el número de puntas, desde las clásicas cinco hasta siete. Los candelabros de adviento tienen por lo general siete brazos que forman un triángulo. Otros candelabros se componen solo de cuatro velas. Los modernos son eléctricos pero los que se usaban antiguamente estaban compuestos por velas auténticas. Tiempo después, los más iluminados, resolvieron cambiar las velas posta por velas falsas al darse cuenta de que la causa principal de los innumerables incendios en época navideña en el barrio, eran los descuidos continuados de los dueños de casa con los dichosos candelabros.
La tradición dice que antes de que se usaran velas truchas, se encendía una vela cada domingo de diciembre, en los casos que son cuatro velas en línea. En el otro modelo de candelabro, con siete velas, se encienden primero las de las puntas y luego las que siguen, hasta llegar a la del medio, formando al final un triángulo.

De estos dos tradicionales artefactos decorativos hay una infinidad de modelos, diseños y precios, claro.

1 comentario:

El serrucho dijo...

He notado querido amigo, no en este articulo sino en los precedentes, que has dedicado bastante tiempo de la navidad a la cuestion culinaria, por lo que supongo tambien a la ingestiva. Espero que este hecho no modifique en absoluto esos delicados y delineados contornos corporales de los cuales tanto te has vanagloriado. De lo contario, vas a tener que descongelar la cinta y la bicileta fija y arrancar con la rutina de ejercicios. Digo, un consejo de onda. Por algo debe ser que hace ya un tiempo que no publicas ninguna foto tuya. jeje